Ante los desafíos únicos que plantea la elección 2020 en EEUU

Hoy, Mark Zuckerberg compartió una actualización de nuestro trabajo ante las elecciones en Estados Unidos de 2020 y del combate contra la injusticia racial, iniciativas en gran parte motivadas por los aportes de nuestros auditores en derechos civiles. 

Three weeks ago, I committed to reviewing our policies ahead of the 2020 elections. That work is ongoing, but today I…

Publicado por Mark Zuckerberg en Viernes, 26 de junio de 2020

Traducción de la publicación de Mark Zuckerberg:

Tres semanas atrás me comprometí a revisar nuestras políticas para las elecciones en Estados Unidos de 2020. Ese trabajo está aún en curso, pero hoy quiero compartir nuevas políticas que permitirán a las personas conectarse con información confiable sobre la votación, tomar medidas enérgicas contra la supresión del voto y el discurso de odio.

Las elecciones de 2020 ya eran anticipadas como intensas, incluso antes de que enfrentáramos complejidades adicionales como votar durante una pandemia o protestas en favor de la justicia racial en todo el país. Durante este periodo, Facebook tomará precauciones adicionales para ayudar a que todos se mantengan a salvo, informados y, en última instancia, puedan usar su voz donde es más importante: el voto.

Muchos de los cambios que estamos anunciando fueron motivados por los aportes de la comunidad de derechos civiles y reflejan meses de trabajo con nuestros auditores de derechos civiles, liderados por la destacada experta Laura W. Murphy y Megan Cacace, socia del prestigioso estudio de abogados de derechos civiles Relman & Colfax. Facebook defiende la posibilidad de que las personas tengan voz, especialmente aquellas que antes no tenían poder para compartir sus experiencias.

  1. Dar información confiable acerca de la votación durante la pandemia

La semana pasada, anunciamos la campaña de información de votación más grande en la historia de Estados Unidos, con el objetivo de ayudar a 4 millones de personas a registrarse para votar. Como parte de este esfuerzo, estamos creando un Centro de Información de Votación para compartir datos verificados sobre cómo y cuándo sufragar, incluyendo el registro de votantes, el voto por correo y el voto anticipado. La pandemia puede generar temor a la hora de ir a las urnas y es por eso que será especialmente importante compartir información oficial acerca de la votación por correo. En los próximos meses, mostraremos el Centro de Información de Votación en la parte superior de las aplicaciones de Facebook e Instagram.

Debido a la pandemia, también estamos enfocados en prevenir potenciales nuevas formas para suprimir el voto. Por ejemplo, si alguien dice el día de las elecciones que una ciudad ha sido identificada como un punto de contagio, ¿eso debería ser considerado un intento de supresión del voto o simplemente difusión de información sanitaria? Debido a la dificultad de juzgar esto a gran escala, estamos adoptando una política de adjuntar un enlace a nuestro Centro de Información de Votación para cualquier publicación que hable sobre la elección, incluyendo las de figuras políticas. Esto no implicará un juicio sobre la precisión de las publicaciones, pero queremos que las personas tengan acceso a información verificada de cualquier forma.

  1. Pasos adicionales para combatir la supresión del voto

En 2018, actualizamos nuestras políticas para prohibir cualquier contenido que engañe a las personas sobre cuándo o cómo votar. Ahora estamos ajustando estas políticas para reflejar las realidades de las elecciones de 2020.

Dado que las campañas de supresión del voto más peligrosas pueden ser locales y realizarse en los días previos a una elección, vamos a usar nuestro Centro de Operaciones Electorales para responder rápidamente y eliminar reclamos falsos sobre las condiciones de votación en las 72 horas anteriores al día de las elecciones. Tras aprender de nuestra experiencia en la lucha contra la información errónea del Covid, nos asociaremos y confiaremos en las autoridades electorales estatales para ayudar a determinar la precisión de la información y aquello que pueda ser potencialmente peligroso. Sabemos que esto será un desafío, ya que en la práctica los hechos pueden lucir inciertos y no queremos eliminar información correcta sobre los problemas que las personas puedan estar experimentando, pero estamos trabajando en para poder responder velozmente.

También, prohibiremos las publicaciones que contengan afirmaciones falsas, indicando que fuerzas públicas revisarán documentos de inmigración en los centros de votación, lo cual es una táctica utilizada para desalentar el voto. También eliminaremos cualquier amenaza de interferencia coordinada, como alguien que dice: «Mis amigos y yo monitorearemos la votación para asegurarnos de que solo lo hagan las personas correctas», algo que puede ser usado para intimidar votantes. Continuaremos revisando nuestras políticas de supresión de voto en forma continua como parte de nuestro trabajo sobre la participación cívica y la justicia racial.

  1. Estándares más estrictos contra el contenido de odio en anuncios

Un estudio divulgado esta semana en la UE mostró que Facebook actúa más rápido y elimina un mayor porcentaje de discurso de odio que otras plataformas importantes de Internet, como YouTube y Twitter. Hemos invertido mucho, tanto en sistemas de inteligencia artificial como en equipos de revisión humana, y ahora identificamos casi el 90% del discurso de odio que removemos antes de que sea reportado. También hemos establecido un nuevo estándar en la industria al publicar regularmente informes de transparencia para que las personas puedan evaluar nuestro progreso. Continuaremos invirtiendo en este trabajo y destinando los recursos necesarios para mejorar el cumplimiento de nuestras normas.

Creemos que es de interés público la existencia de un mayor grado de libertad de expresión en las publicaciones de las personas que en los anuncios pagados. Ya restringimos en los avisos ciertos tipos de contenido que están permitidos en las publicaciones orgánicas, pero queremos hacer más para prohibir lenguaje divisivo e inflamatorio que se emplea para sembrar la discordia. Por eso, hoy anunciamos una ampliación en la categoría de discurso de odio que prohibimos en los anuncios pagos. Específicamente, estamos extendiendo nuestra política de anuncios para prohibir las afirmaciones de que las personas de una determinada raza, etnia, nacionalidad, afiliación religiosa, casta, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio son una amenaza para la seguridad física, la salud o la supervivencia de los demás. También, estamos ampliando nuestras políticas para proteger mejor a los inmigrantes, migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en los anuncios que sugieren que estos grupos son inferiores o que expresan desprecio o aversión hacia ellos.

  1. Etiquetas para el contenido de interés noticioso

Pocas veces al año, mantenemos contenido cuyo valor para el interés público supera el riesgo de que ocasione algún daño. Publicaciones que de otra manera se caerían por violar nuestras normas. A menudo, conocer el discurso de políticos es un asunto de interés público. De la misma manera en que los medios de comunicación informan sobre lo que dice un funcionario público, creemos que las personas deberían tener acceso a ese discurso en nuestras plataformas.

En breve, comenzaremos a etiquetar parte del contenido que dejamos en la plataforma por considerarlo de interés periodístico. Permitiremos que las personas compartan este contenido para condenarlo o para debatir al respecto, del mismo modo en que lo hacemos con otras publicaciones problemáticas; esto es importante para el debate público acerca de qué es aceptable en nuestra sociedad, pero agregaremos un aviso para hacerle saber a la gente que ese contenido que están compartiendo puede violar nuestras políticas.

Un asunto para puntualizar: no hay excepción basada en el interés público para publicaciones que incitan a la violencia o supriman la votación. Incluso si se trata de una afirmación de un político o un funcionario público, si determinamos que el contenido puede conducir a la violencia o privar a las personas de su derecho al voto, lo eliminaremos. Del mismo modo, no existen excepciones para figuras políticas en ninguna de las normas que estoy anunciando hoy.

En términos generales, las políticas que estamos implementando están diseñadas para abordar la realidad de los desafíos que enfrenta nuestro país y cómo se manifiestan en nuestra comunidad. Mi compromiso es asegurar que Facebook siga siendo un lugar donde las personas puedan usar su voz para discutir temas importantes, porque creo que podemos avanzar más cuando nos escuchamos. Pero también estoy en contra del odio, o cualquier acto que incite a la violencia o busque limitar el voto y estamos comprometidos a combatir eso sin importar de dónde provenga.

Continuamos revisando nuestras políticas y seguiremos trabajando con especialistas y organizaciones de derechos civiles para ajustar nuestro enfoque a medida que vayan surgiendo nuevos riesgos. Soy optimista en que podremos avanzar en temas de salud pública y de justicia racial al mismo tiempo que mantenemos nuestras tradiciones democráticas en torno a la libertad de expresión y el voto. Estoy comprometido a garantizar que Facebook sea una fuerza positiva en esa travesía.



Utilizamos cookies para personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y proporcionar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de Facebook mediante cookies. Consulta más información, incluida información relativa a los controles disponibles en: Política de cookies