Nuevas reglas para la regulación de contenido online

Por Monika Bickert, Vicepresidenta, Políticas de Contenido 

En la última década, el acceso a internet ha contribuido al desarrollo económico de comunidades, a acercar familias, y a impulsar  causas sociales y políticas. Sin embargo, internet también facilitó la propagación de contenido perjudicial como el discurso de odio o la propaganda terrorista. 

Gobiernos, académicos y otras entidades están debatiendo sobre el rol de las plataformas en internet para proteger a las personas y garantizar sus derechos fundamentales, como la libertad de expresión.

El año pasado, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, pidió a gobiernos y reguladores que colaboren con las plataformas online en la creación y adopción de nuevas regulaciones relativas al contenido online y señaló que: «Es imposible eliminar todo el contenido dañino de internet, pero cuando las personas usan docenas de diferentes servicios para compartir – cada uno con sus propias políticas y procesos – necesitamos un enfoque más estandarizado.». 

Hoy publicamos un informe sobre los temas que una regulación de contenido online podría abordar. En nuestro paper sobre nuevas reglas para la regulación del contenido online, se detallan los últimos avances en relación con este tema, incluyendo iniciativas legislativas y académicas. 

Continuar el debate 

En el informe se plantean cuatro interrogantes en torno al debate sobre la regulación del contenido online: 

  • ¿Cómo puede la regulación de contenido online reducir el contenido perjudicial y preservar la libertad de expresión al mismo tiempo? Un marco regulatorio podría brindar a los gobiernos y a las personas la información que necesitan para evaluar las iniciativas que toman las compañías de redes sociales. Esto puede ser posible a partir de la aplicación de sistemas (como canales fáciles de usar para reportar contenido o supervisión externa sobre políticas y su aplicación) y procedimientos (como informes públicos y periódicos sobre datos de cumplimiento). 
  • ¿De qué manera puede la regulación de contenido aumentar la responsabilidad que tienen las plataformas de internet? Las autoridades reguladoras podrían requerir determinadas condiciones a estas empresas, como publicar sus normas de contenido, consultar los cambios más significativos que realicen en estas normas con las partes interesadas o crear un canal específico para que los usuarios puedan apelar la decisión de una empresa de eliminar o conservar contenido.
  • ¿Debería la regulación exigir a las empresas de internet cumplir determinados objetivos de rendimiento? Se podría animar a las empresas a cumplir objetivos concretos, como mantener la prevalencia del contenido que no cumple las normas por debajo de un límite acordado previamente.
  • ¿Debería la regulación especificar qué «contenido dañino» se tiene que prohibir en internet? Normalmente, son las autoridades encargadas del cumplimiento de la ley y los tribunales quienes implementan las leyes que limitan la expresión. Pero el caso de la moderación del contenido en internet es completamente diferente. Por eso, los gobiernos deberían elaborar reglas que aborden esta complejidad, es decir, que reconozcan las preferencias de los usuarios y las diferencias entre los servicios de internet, que se puedan aplicar a gran escala y que ofrezcan flexibilidad en cuanto al lenguaje, las tendencias y el contexto. 

Guías para el futuro de la regulación 

El desarrollo de un marco regulatorio debe involucrar a legisladores, empresas privadas, a la sociedad civil y, también, a aquellas personas que usan las plataformas online. Los siguientes principios se basan en lecciones que aprendimos a través de nuestras iniciativas para combatir el contenido dañino y en debates que mantuvimos con otros organismos. 

  • Incentivos. Garantizar la idoneidad de los sistemas y procedimientos de moderación de contenido de las empresas sería la mejor forma de incentivarlas para que encuentren un equilibrio responsable entre diversos valores, como la seguridad, la privacidad y la libertad de expresión. 
  • La naturaleza mundial de internet. El enfoque regulador del contenido dañino de cualquier país debe respetar el carácter internacional de internet y el valor de las comunicaciones transfronterizas, por lo que se debe fomentar la interoperabilidad entre los organismos reguladores y las regulaciones.
  • Libertad de expresión. Además del cumplimiento del artículo 19 del ICCPR (y las pautas relacionadas), las autoridades reguladoras deben tener en cuenta cómo afectarán sus decisiones a la libertad de expresión.
  • Tecnología. También es fundamental que estas autoridades consideren las capacidades y limitaciones de la tecnología a la hora de moderar el contenido, y que ofrezcan a las empresas de internet flexibilidad para innovar. Un enfoque que funciona adecuadamente para una plataforma o un tipo de contenido concretos podría resultar menos efectivo (o incluso contraproducente) si se aplica a otros canales.
  • Proporcionalidad y necesidad. Los organismos reguladores deben considerar la gravedad y la prevalencia del contenido perjudicial en cuestión, así como su carácter jurídico y las iniciativas que ya están en marcha para abordarlo. 

 

 

Si se diseñan de forma acertada, los nuevos marcos regulatorios del contenido dañino podrían contribuir a una internet exitosa mediante la implementación de métodos claros para que los gobiernos, las empresas y la sociedad civil puedan compartir responsabilidades y trabajar en conjunto. Por el contrario, si no se diseñan adecuadamente estas iniciativas podrían derivar en consecuencias inesperadas que pondrían en riesgo la seguridad de las personas, limitarían la expresión y retrasarían la innovación. 

Esperamos que este informe estimule aún más el debate en torno a la regulación del contenido online. Está basado en otro informe que publicamos en septiembre del año pasado sobre la portabilidad de los datos, y tenemos pensado publicar análisis similares sobre las elecciones y la privacidad en los próximos meses



Utilizamos cookies para personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y proporcionar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de Facebook mediante cookies. Consulta más información, incluida información relativa a los controles disponibles en: Política de cookies