Un nuevo informe muestra el impacto de las aplicaciones de Facebook en la economía europea

Nicola Mendelsohn, Vice-President for Europe, Middle East and Africa

Las redes sociales han transformado muchos aspectos de la vida moderna, desde cómo nos comunicamos y construimos comunidades en línea, hasta la forma en que nos organizamos para acciones sociales y recaudamos dinero para causas benéficas. También ha cambiado la forma en que las empresas, especialmente las pequeñas, hacen crecer sus negocios. Hoy en día, estimamos que alrededor de 25 millones de negocios en la Unión Europea, en su mayoría pequeñas empresas, utilizan nuestros servicios cada mes.

Para entender el verdadero alcance del impacto de Facebook en la economía europea, encargamos un estudio a Copenhagen Economics, una de las principales firmas económicas en Europa. El estudio encuestó a más de 7.700 empresas de todos los sectores y tamaños en 15 países.

Las empresas encuestadas dijeron que el uso de las aplicaciones de Facebook les ayudó a generar ventas por un valor estimado de 208.000 millones de euros el año pasado. Utilizando técnicas de modelado económico estándar, esto se traduce en aproximadamente 3.1 millones de puestos de trabajo.

Además, las empresas afirmaron que el uso de aplicaciones de Facebook les ayudó a generar alrededor de 98.000 millones de euros en exportaciones el año pasado. De estas exportaciones, 58.000 millones proceden de ventas dentro de la UE y 40.000 millones vienen de ventas al resto del mundo.

Estos datos muestran el papel fundamental que desempeñan las redes sociales a la hora de impulsar las ventas de las empresas en toda Europa. Sobre todo si hablamos de pequeñas y medianas empresas, que no sólo utilizan las redes sociales para mostrar su empresa y sus productos, sino también como un foro de confianza para la comunicación con los clientes, una herramienta para tener análisis y obtención de datos, y una fuente de publicidad rentable, que les permite llegar a nuevos clientes a nivel local y en el extranjero.

El estudio también muestra que, en concreto, las empresas fundadas por mujeres, dan mucha importancia a las redes sociales para iniciar y hacer crecer sus negocios. El 58% de las empresas fundadas por mujeres encuestadas dijeron que las aplicaciones de Facebook son importantes para permitirles iniciar sus negocios, y el 65% afirmó que les ayudaron a aumentar sus ingresos significativamente.

«Facebook nos permite llegar con éxito a los clientes adecuados, y nos ofrece un alcance muy amplio». Virginia Pozo Castro, Propietaria del negocio de venta al por menor de moda española, Coosy.

Virginia Castro inició su negocio en 2011, pidiendo dinero prestado a sus padres para financiar el proyecto y ha usado Facebook e Instagram desde el principio, para mostrar sus diseños y conseguir nuevos clientes. Hoy Coosy cuenta con 22 tiendas en toda España y su ropa está presente en 60 puntos de venta, además de en su tienda online.

Hay millones de negocios como los de Virginia, que utilizan nuestras aplicaciones como apoyo para sus actividades de negocio y para expandirse a nuevos mercados.

El de Virginia es solo un ejemplo de los millones de empresas que usan Instagram, WhatsApp y Facebook para conectar con nuevos clientes, potenciar las ventas y crecer. Durante años, la «economía digital» se ha convertido en un tema recurrente en los debates, como si el valor que las empresas tecnológicas añaden estuviera de alguna manera separado del resto de la economía. Este informe muestra cómo las redes sociales se han convertido en una parte integral de la economía europea y cómo están contribuyendo significativamente a su crecimiento.



Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de Facebook mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies